Blog CENTURY 21 México

Todo lo que tienes que saber sobre tu hogar, comprar, rentar o vender una propiedad en México por CENTURY 21.

Prácticas que te ayudarán a lograr un buen historial crediticio
Asesores CENTURY 21, Créditos

Prácticas que te ayudarán a lograr un buen historial crediticio

Un historial crediticio es un documento o informe que tiene el registro de los créditos solicitados y el comportamiento frente al uso de estos, es decir, son todos los antecedentes crediticios que tenga una persona.¿Por qué es importante el historial crediticio? Este informe permite a instituciones financieras, empresas, etc; solicitar el comportamiento que ha tenido un individuo en el pago de créditos, para determinar si la persona es candidata a algún tipo de crédito. Las organizaciones pueden solicitar esta información en el buró de crédito, es aquí en donde se deposita todo el informe de préstamos actuales o pasados que hayan tenido los solicitantes. Esta es la razón por la que es importante tener un historial crediticio limpio.

Te dejamos algunas buenas prácticas que puedes seguir para tener un buen historial crediticio.

1. Conoce la capacidad de pago que tienes.
Cuando tenemos una tarjeta de crédito, si no sabemos usarla podemos afectar en gran manera nuestra economía, empezaremos a comprar bienes a crédito pensando en “puedo pagarlos a meses sin intereses” es ahí cuando se comete el error. Por eso, conocer la capacidad de pago es primordial para ayudarnos a obtener un buen historial crediticio, en caso de no saber cómo determinar tu capacidad de pago, puedes hacerlo de la siguiente manera:

• Establece tus pagos fijos mensualmente, servicios como: (agua, luz, gas, Internet, renta, alimentación, transporte) todos los gastos fijos que puedas tener durante el mes
• Ese monto de gastos fijos, debes restarle tus ingresos mensuales para conocer cuál es realmente la capacidad de gastos adicionales.
• Evita las deudas, si ya conoces la capacidad monetaria para gastos adicionales, no lleves ese monto al límite, pues, estarás poniendo en riesgo la capacidad para pagar tus deudas a futuro, disminuyendo la posibilidad de cubrir gastos imprevistos afectando tu economía.
• Si quieres solicitar algún tipo de crédito hipotecario es necesario que evalúes cuál es tu alcance para el pago de este crédito, ten presente que es un compromiso a largo plazo en el que inicialmente se deben pagar comisiones previas como el avalúo, comisión de apertura o estudios socioeconómicos para que puedan otorgar el crédito.

2. Puntualidad en los pagos.

Si te retrasas un día en el pago puede no afectar gravemente el historial, sin embargo, si es un hábito constante y existen retrasos de 1 mes o más, sí puede afectar negativamente el historial crediticio. Para evitar esto:

• Opta por la banca electrónica, en donde podrás hacer pagos desde tu teléfono móvil en cualquier momento
• Otra opción puede ser la domiciliación de pagos, le permite al banco hacer los cargos de los pagos en los tiempos establecidos, con esta opción puedes determinar la cantidad que se pagará en cada servicio
• Estas dos opciones te permitirán llevar un mejor control para realizar los pagos en las fechas establecidas

3. No pagues los mínimos.
Pagar el monto mínimo de la deuda de una tarjeta de crédito no será siempre la mejor opción, realmente debe ser la última alternativa.

A medida que liquides solo el mínimo de la deuda, mayor será el tiempo que tardarás en liquidar la deuda en su totalidad, esto se debe a que los intereses irán acumulándose, haciendo que sea más difícil cancelar el monto ya que cada vez será mucho más elevado. Para evitar esto:

• Debes pagar más del monto mínimo para cancelar tu deuda sin pagar tanto y en menos tiempo
• No caer en promociones engañosas, como comprar algo porque está en “promoción” a meses y sin enganches. Por lo general las promociones que no tienen enganche, es porque las cuotas a pagar son más elevadas, y si a esto le incluimos que no pagas en tiempo y forma, se irán acumulando los intereses, pagando así más de lo esperado por ese artículo en “promoción”.

 4. Tener disciplina con las promociones.
Una promoción que muchos aprovechamos son los “Meses sin Intereses” en donde podemos comprar productos a un costo diferido en 6, 12 o 18 meses sin que estos generen intereses mensuales. Es una buena opción para los que necesitan comprar productos que en su momento es muy difícil adquirirlos en un “pago de contado”.

¿Qué pasa cuando adquieres muchos productos a meses sin intereses?
Muy probablemente pierdes la noción de cuantas cosas compraste por el simple hecho de “aprovechar las promociones” y en los meses siguientes tendrás que realizar miles de pagos que pueden afectar a tu economía
Teniendo en cuenta que si faltas o te atrasas en uno de los pagos mensuales (a meses sin intereses) el banco empezará a cobrar el restante de meses que faltan por pagar con intereses, lo que terminarás con una deuda aún mayor.

En caso de que vayas a desechar estados de cuenta, elimínalos en su totalidad, de igual forma, no des el NIP de tus tarjetas, verifica las cantidades que estás pagando al realizar tus compras.

¡Toma todas las precauciones para conseguir un buen historial crediticio!

Fuente: Lamudi
Written by Mystery Broker - 8 julio, 2020 - 667 Views